May 24 2012

EL COMERCIO TRADICIONAL EN LA PUEBLA DE CAZALLA (III): TABERNA DE LA VERDAD

En nuestro recorrido por el comercio tradicional de nuestro pueblo, llegamos hoy a un lugar de olor e historia especial y en la que te podías tomar una copita de vino o un chumbo de aguardiente según la hora, podías llevarte media botellita de vino dulce para tu madre o una botella de anís del Coral. Hablamos del despacho de bebidas de Salvador el de la Verdad de la calle Sevilla.


Foto del despacho de las Bodegas La Verdad en la Calle Sevilla nº 47 de la Puebla de Cazalla, en la misma Salvador López Poveda que estuvo encargado del despacho desde el año 1.950 hasta el año 1.982. Esta foto aparece en numerosas revistas de feria de nuestra localidad anunciando los productos de la bodega.

El despacho de bebidas de la Verdad formaba parte de una serie de establecimientos que tenía  el dueño de la Fábrica de Bebidas La Verdad Francisco Herrera Barrera natural de Morón de la Frontera, que sepamos tenía además de la fábrica y destilería, estos establecimientos en La Puebla de Cazalla, Marchena, Osuna, Arahal  y por supuesto  en Morón.


Botella conservada aún del anís del Coral, ésta es de las primitivas porque no tiene el tapón antigoteo que llegó a poseer como detalle de calidad y que hoy día tienen todas las botellas de anís.

Normalmente seleccionaban calles de bastante tránsito y cercanas al centro urbano de la población, éste era el caso del despacho de la calle Sevilla, por entonces una calle principal y dentro de lo que era el centro neurálgico de la Puebla. Salvador y María, se vinieron con su carro cargado de los cuatro muebles de entonces y su máquina Singer que María había ganado en una temporada cogiendo aceitunas. Se establecieron como regentes del despacho o depósito de las Bodegas La Verdad en La Puebla de Cazalla, en el que se mantuvo hasta los años setenta en que la firma matriz quebró y se embargaron sus propiedades, con posterioridad Salvador tuvo la taberna hasta su muerte en los años ochenta.


Dibujo publicitario de la revista de feria de la Puebla de Cazalla del año 1.948, el despacho abrió por tanto con anterioridad a esa fecha y siendo regentado por otras personas también naturales de Morón.

El despacho que consistía en el primer cuerpo de la casa destinada a venta al por mayor, tenía una mesa con piedra de mármol blanco y en los laterales los barriles de vino, vinagre, las barricas metálicas para el anís y multitud de embudos y medidas metálicas para los cuartos de litro que era el consumo habitual de la gente que por entonces iba a comprar las bebidas, sobre todo en tiempos de carestía y escasez como eran aquellos. Cuentan como anécdota que las mujeres le decían a Salvador que le echara la “escurriurilla” de la medida para tener un poquito más de vino dulce para los roscos o un poquito más de vino para su “marío” en el almuerzo o echárselo en la quincana. En tiempos también vendieron aceite y coñac producido en las propias destilerías como se vino a denominar la fábrica de La Verdad. Salvador se encargaba de surtir de bebidas a los bares de la Puebla, por ejemplo el de Juan Ramos, el que estaba donde hoy se localiza el estanco de la calle de la Luna y seguramente a la mayoría de ellos, sobre todo de anís y otros licores porque el vino al parecer hacía “irse de calle” con prontitud. Los servicios no podían ser muy rápidos porque casi siempre hacía falta vender antes la garrafa comprada al depósito para adquirir la siguiente.


Foto de La Verdad, en ella aparece Salvador el primero por la derecha y en el centro Juan Gallardo, jefe de los municipales.

Las destilerías, bodegas o fábrica de La Verdad, tal y como nos cuentan los que vivieron aquellos tiempos y también como lo podemos ver en diferentes hemerotecas de los años 50 y 60, tuvieron productos más o menos selectos y con cierta proyección, fundamentalmente el anís del Coral y el coñac Prehistórico. También parece que fabricaron otro coñac llamado Las Tres Verdades y un vermut del Coral aunque su producto más reconocido debió ser el anís en tipo dulce, extradulce y seco.


Publicidad del diario ABC de Sevilla del año 1.966 en la que se anunciaba el anís del Coral, este corresponde ya a la época en la que tenía el nuevo tapón y sorteaba desde un Citroën hasta series de loteria o productos de las destilerias. El programa era de Radio Sevilla y el presentador Agustín Embuena. Para ampliar puedes pinchar en la imagen

Varios programas radiofónicos de la época, sobre todo en Radio Sevilla, hacían publicidad de los productos y montaban concursos en los que a cambio de acertar determinadas preguntas o jugar con unos números que venían en las etiquetas, se podían ganar participaciones en lotería, premios en metálico e incluso en los últimos años, como vemos en las imágenes, televisores, coches o sorteos millonarios.


Publicidad del diario ABC del año 1.968.

Se pueden consultar en la hemeroteca de ABC listados de ganadores, casi todos del Morón y la Puebla. En el caso de los agraciados en la Puebla, se recogían los premios en La Verdad haciendo entrega de los mismos Salvador. Al final de la entrada podremos escuchar parte de las letras publicitarias que acompañaban a los concursos en las que las bodegas de La Verdad eran patrocinadoras.


Publicidad en ABC del año 1.958

Probablemente porque tampoco daría para mucho el simple despacho y porque eran tiempos difíciles, la sucursal de La Verdad se improvisaba como tasca improvisada donde te podías tomar unas copas seguramente a un precio más barato y donde Salvador ya estaba dispuesto a las cinco y media de la mañana para la gente que iba a trabajar al campo.


Foto de grupo exhibiendo una copa seguramente ganada por el Atlético Puebla o equipo de La Verdad. De derecha a izquierda Ruiz (casado con una Valle), los de enmedio no sabemos quiénes son, Salvador, Machito, Puchades y de los niños de la izquierda el más próximo al borde de la foto creemos que es Rafael el Perri. Foto tomada en el bar La Alegría.

Esta actividad al parecer no era tolerada por el dueño de las destilerías y también cuentan como anécdota que existía todo un sistema de alerta y de avisos contando con La Rica que desde el almacén de granos de Remendún, alertaba de cuándo venía exáctamente Francisco Herrera Barrera para ajustar cuentas mensuales del despacho y que probablemente con pequeñas variaciones hacía con regularidad. Después del aviso, la improvisada taberna, se conventía de nuevo en simple despacho de bebidas con sus barricas bien alineadas y el alambre del “fiao” en el lado de la estantería. Cuenta una de las hijas de Salvador y María, que su padre tenía que llenar muchas veces las garrafas con agua y lacrarlas para que el dueño supusiera que estaban llenas y por tanto aún por vender, motivado esto porque la gente no podía pagar en efectivo al retirarla como habiamos aludido anteriormente.


Etiqueta del coñac Prehistórico de las bodegas La Verdad

Con esta cadencia de vida y costumbres parece que el despacho se convirtió en un punto de encuentro importante para gente jóven que seguramente no tenía muchos sitios donde ir y que se tomaba sus copitas allí uniéndoles casi siempre su afición al fútbol y al equipo, con varias denominaciones en el tiempo, del Puebla de Cazalla. Salvador, hombre afable y que gustaba de la compañía de la gente, no necesitaba mucho para arrancarse en aventuras futboleras y seguramente por más marcado en edad, fue durante muchos años cargo de la directiva del club de fútbol. Llegaron a fundar un club cuando el Luchador dejó de existir, el equipo se llamaba el Atlético Puebla o también más conocido como el de La Verdad o el de La Alegría.


Foto del equipo de La Verdad con equipación roja y blanca rayada. Desde la derecha y en la fila de arriba Ruiz, Salvador, La Rica, el Lolo, Faustino Márquez, el Sale, Bombero (un portero que era de fuera) y José el Fiel. En la fila de abajo y empezando desde la derecha Medrano, Joaquín Carreño, Osorio, el Purgui, Miguel de la Bujé y Fernandito. El campo es donde hoy está el IES Castillo de Luna y la casas que se ven son las de la calle Doctor Marroyo. Al fondo los eucaliptos del paseo.

Cuentan además que hacian innumerables partidos homenajes: al que le faltaba dinero para una sillita de ruedas, partido benéfico, a uno o una que estaba enfermo y no podía pagar el tratamiento: partido homenaje. En todo este camino probablemente conquistaron copas y títulos que como podéis ver por las fotos festejaban con entusiasmo. En la furgoneta vieja que compraron, no sabemos si DKW, cabían las ropas de futbolistas, las botas y las copas que ganaban. Gente de aquella época eran los hermanos Cocinero, el Pescaílla, los hermanos Carreño, el Güini, Chatini Contreras, Fernandito el de la Núñez, Medrano, Miguelillo la Bujé, el Sale y una larga ristra de nombres que todavía recordarán mucha gente de la Puebla.


Foto del equipo, no podemos asegurar que sea el Luchador o el Atlético Puebla. En la fila de pie y de izquierda a derecha el Latero, el Mena, el Lolo (hermano del Vito), La Rica, el Sale que se fue a Barcelona, Juanito Pepa (que fue jugador del Cádiz y otros equipos), Palanquita y Salvador. Agachados y de izquierda a derecha el Gato, Machito, el Güini, el Niño Anita, el Kiko, Piña y Fernandito.

En aquellos tiempos los equipos los bautizaban con sobrenombres, al Luchador lo conocieron como El Papocha porque casi todos sus jugadores trabajan en el molino, al Atlético Puebla como el de La Verdad o el de La Alegría por Salvador y por Manolo el de La Alegría que llevaba este bar y fue repostero del Casino Independiente. Y al Puebla le llamaban El Cigarrón.


En la foto Manolo el de La Alegría, el Díaz (que murió en un accidente de moto) y Salvador

En la foto celebrando un trofeo ganado en Olvera. El que sostiene la copa es Fernandito, el otro jugador con camiseta visible es el Purgui y a su derecha José el Fiel, debajo de Fernandito Curro Marín y encima de este Vito el de la calle Altana. El otro jugador cuya camiseta apenas se ve es Osorio, debajo está Ruiz y en la derecha de la foto con la mano levantada Salvador.

En este ambiente, no es extraño que a Salvador lo apreciaran bastante y que cuando él también tuvo necesidad le hicieran su partido homenaje de la que da testimonio gráfico la foto en color y en la que disputaron un encuentro amistoso las promesas del Puebla con las viejas glorias que lucían la equipación de entonces y que al parecer todavía guardaba Salvador en los baúles de su casa.


Foto del partido homenaje que le hicieron a Salvador el de La Verdad en los años 70 cuando tuvo que operarse. En la misma aparecen de equipación con camisa roja y pantalón azúl Palanquita (primo del médico) y Rafael el Perri con equipación y escudo del Puebla de Cazalla.

Los tiempos cambiaron, las destilerias fueron embargadas y las familias que llevaban los despachos siguieron durante pocos años viviendo en las casas embargadas que hacían de despachos, sólo hasta que los bancos de entonces les dieron la posibilidad de compra o desahucio.  Por aquel entonces Salvador ya no vivía, su despacho tampoco.


Foto actual  de la casa donde estaba el despacho de bebidas de La Verdad en la calle Sevilla

Os dejamos ahora una breve grabación con una de las canciones publicitarias del anís del Coral en lo que recuerda la hija mayor de Salvador, Ana López. Finalmente os ponemos la presentación con las fotos que aparecen en la entrada y otras que hemos recopilado a propósito de la misma. Esperamos que sea de vuestro agrado y que podáis añadir detalles o personajes que se nos han podido escapar. Queremos desde la redacción del blog agradecer la colaboración a José Contreras y a Luis el Chumi, tanto en la identificación de las fotos como en la aportación de datos. Por supuesto también nuestro agradecimiento a las hijas de Salvador que han acogido con cariño la iniciativa.

REPRODUCIR AUDIO DE ANIS EL CORAL

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

16 comentarios

16 comentarios en “EL COMERCIO TRADICIONAL EN LA PUEBLA DE CAZALLA (III): TABERNA DE LA VERDAD”

  1. susana muñoz pachonel 30 Mar 2013 a las 16:39

    hola a todos los moriscos! !! ! les cuento que soy de argentina, y estoy buscando familiares mios. soy nieta de PEDRO PACHON Y DOLORES BIEDMA. ELLOS SE VINIERON A ARGENTINA ALLA POR LOS AÑOS 1910 APROXIMADAMENTE.
    SI ALGUIEN SABE ALGUN DATO SOBRE MIS ABUELOS SE LOS AGRADECERE EN EL ALMA ME LO COMUNIQUEN A MI MAIL.
    DESDE YA MUCHISIMAS GRACIAS! ! !
    SUSANA MUÑOZ PACHON

  2. MANUEL AHUMADA LOPEZel 16 Sep 2012 a las 9:37

    QUIERO CONSTASTAR CON JOSE ANDRADE DE PUEBLA DE CAZALLA
    EN EL 74-75 HICIMOS LA MILI JUNTOS EN CAPITANIA EN SEVILLA
    YO ME VINE A ALICANTE Y YA NO HE VUELTO A SABER DE EL
    ERAMOS MUY BUENOS COPMPAÑEROS DE MILI

    PORFAVOR SI ALGUIEN LO CONOCE SE LO COMUNIQUE

  3. PEPEel 29 Jul 2012 a las 12:43

    Referente al Puebla grande abia un hombre que vivia en la calle San Antonio quiro recorda que era tuerto pero no lo afirmo este hombre era manijero de los tejares de la acebuche no se si era petre o la mujer era petre algo asi bueno este señor saco como unas cuarteta como asi Curro Corte a los gugadore del Puebla al Mena aunque mido tiene un poco pero cuendo coje alportero lo buelbe loco. al Güini echarle pelotas al diminuto que escapaz de esta corriendo mas de noventa minuto le saco atodos los gugadores cuando meacuerde de mas lo mandare. Pepe Muñoz

  4. De Justo para Pepe Muñoz Álvarezel 26 Jul 2012 a las 18:53

    Efectivamente llevas razón, en el comentario de la foto dice Juanito Pepa, pero en realidad es Candil el mayor, que falleció hace poco, buen central hermano de Jaime, que vive en La Puebla.
    El orden por la derecha y de pie es: Salvador, Palanquita y Candil.

  5. PEPEel 22 Jul 2012 a las 18:42

    Mirando las fotos que salen en la parte baja de todos los escrito hay una foto que esta Salvador chatini Contrera una niña y mas hombre que no recuerdo quien podriacer pero la niña mayor es Ani hija de Salvador y la que hay de tras podriacer Mariber, Si el marido de Mariber lellera esto me gustaria tener contacto con el ya que le conosco ase muchos años y asu mujer y mi hermana es muy amiga de Mariber.
    Pepe Muñoz.

  6. PEPEel 22 Jul 2012 a las 18:17

    De Pepe Muñoz a Paco Marquez, Paco no savia que tenias fotos del Puebla grande o Puebla y ablando de foto Paco tu no cree que el que hay en la foto del Puebla que esta Salvador Palanquita no es el Candi yo estoi pordesi que si que es el Candi cuando nos vimos en la Puebla cuando termino el cante lo tube en el pansamiento para preguntartelo pero se me fué, despues al dia sigiente fui con mi mujer a comer churro serca de donde tu Justo tiene el campo por si tebeia pero nos vimos en el carri y no era para pararno en dichoso carri que abeses es pequeño para el trafico que hay bueno Paco un saludo cariñoso como amigo y vesino mira lo de la foto.

  7. PACOel 12 Jun 2012 a las 18:18

    Acabo de leer el comentario de Francisco Vargas, lo que me hace recordar a su padre perfectamente, hombre corpulento (no muy alto) y bonachón, de conversación fluida y afable, con un timbre de voz peculiar. Le gustaba pasarse por la VERDAD al acabar la faena de camionero, con mi padre se tomó más de una cerveza, sus paradas eran cortas y ràpidas, siempre fiel al horario de su trabajo.
    Un saludo a su hijo y darles las gracias por su comentario.

    Paco Márquez

  8. FRANCISCO VARGASel 11 Jun 2012 a las 18:59

    Un verdadero ejemplo de amistad y compañerismo de la gente sencilla y humilde que desgraciadamente es dificil de encontrar hoy en dia.
    Os felicito por este trabajo y espero leer alguno mas. Gracias

    P.D. Mi padre “el gordo chicharro ” era un habitual con sus amigos.

  9. Ana y Maribel Lópezel 09 Jun 2012 a las 13:37

    Queremos en nombre de las dos hijas de Salvador y María, agradeceros los comentarios tan cariñosos y entrañables sobre lo que fue buena parte de nuestra vida. También el tiempo dedicado y la búsqueda de las fotos y la recuperación de lo vivido entonces.

    Un saludo a Paco y Justo por alusiones directas y decirles a los dos , que es cierto que éramos como una gran familia en aquellos tiempos con televisor de cortinilla incluido. A Paco que está lejos porque a Justo lo vemos con más frecuencia, un abrazo y un saludo muy afectuoso.
    Por cierto que la noche del circo dice Maribel que la noche se la dio a ella la vacuna que ponían entonces en la pierna que se le había infectado según le contaba su madre.

    Gracias
    Ana y Maribel López Jiménez

  10. Justoel 08 Jun 2012 a las 21:12

    Como buen aficionado al futbol que soy, y vivï como mi hermano Paco, por la vencidad que nos unia con la Bodega La Verdad sus regentes y sus hijas, Salvador, Maria, Ani, la benjamina Maribel y después Pedro hermano de Salvador mis recuerdos son multiples, desde inflar balones, organizar las camisetas, botas, calzonas etc. antes de los partidos y los muchos comentarios que he oido en las tertulias pos-partidos., con los jugadores sentados en las garrafas de vino forradas de paja y siempre hasta que murio-ALFREDO COBANO RUIZ “ALFREDIN” la persona mas aficionada AL FULTBOL, A EL PUEBLA GRANDE, que he conocido en mi vida. Paco me parece que te he despejado la duda.
    Viva la calle Sevilla. Justo Márquez Sanz

  11. PACOel 06 Jun 2012 a las 17:05

    Como conocedor del fisico de todos los jugadores que aparecen en la primera foto, tengo que hacer una rectificación en cuanto al orden de los que aparecen agachados, el que está junto al PURGUI es FERNANDITO EL DE LA NUÑEZ, y el último es MIGUEL LA BUJE, y no al revés como aparece en el comentario.

    Mi casa estaba muy próxima a la VERDAD, habia dos casas por medio, lo que quiere decir, que la visitaba con mucha frecuencia, cuando mi madre me mandaba a por vino o vinagre, me quedaba un rato oyendo lo que hablaban los jugadores, recuerdo que habia un tertuliano muy joven, que acudía casi a diario, tuvo la desgracia que murió muy joven por problemas del corazón, del nombre de pila no me acuerdo, pero sí de los apellidos, COBANO RUIZ, y era hermano de VIRGILIO.

    Con la hija mayor de Salvador, ANI, me unia mucha amistad, aunque era mayor que yo, muchas veces la acompañé a ver los encuentros de futbol, sobre todo cuando jugaba el “Puebla Grande”, también estuve con ella en el bautizo de su hermana MARIBEL, que se celebrò en el”Bar la Alegria” aunque fuí con mi padre, una vez en el bar me unì con ella.

    Entre mis padres y Salvador y María habia mucha amistad, entre otras cosas porque eramos vecinos, y porque mi padre era un cliente fiel de la VERDAD. Un año nos fuimos a la Feria de Sevilla, nos metimos en el Circo Americano, el bar del circo lo regantaba “Paco el de los Caramelos” pues resulta que MARIBEL se pegó toda la función llorando, la noche que nos dió.

  12. Juanel 05 Jun 2012 a las 18:04

    Pues sí Pepe Muñoz, este Doraíllo será ése que dices y además era un jugador muy fino tanto de presencia como de jugador, Más bien de presencia tal como decíamos por entonces era canijo pero driblaba muy bien y era como te digo un jugador bastante completo. Y aunque de esto hace ya por lo menos más de 50 años, también me acuerdo que él gastaba el calzado por la parte del tacon pero por dentro y no por fuera como la inmensa gran mayoría tenemos. Así que si lo ves, le das recuerdos míos que, me supongo que también se acordará de aquéllos tiempos. Hasta otra, Pepe.

  13. PEPEel 03 Jun 2012 a las 21:01

    DE Pepe Muñoz a Juan Quijada. En este comentario abla de tus compañero de futbol y contrarios entre ellos hay uno que el doraillo este sera José que es el mas pequeño qu se fueron to do a Barcelona a este ya ace tiempo que no lo beo la ultima bez que lovi fué en la casa de mis padre que vino resien casado ya que eramos besino viviamos casi en frente de todos lo que mientas por supuesto conosco atodos y bien Juan un abrazo de un paisano y amigo,Pepe Muñoz.

  14. Juanel 28 May 2012 a las 19:31

    Continuando con los jugadores, recuerdo que hubo una época que en mi casa guardábamos la cesta de las botas de los jugadores así como las llaves del campo pelota. Eso sería allá por los años 50, que tal vez sería en el 52, pero más o menos eso sería en esos años. Por tal motivo, los jugadores se llegaban a casa por la llave, por las botas y por los balones, nunca por las camisetas porque cuando se jugaba se llevaban a lavar, donde por cierto mi madre las lavó una temporada y dejó de lavarla porque con las 25 pesetas que le daban no tenía apenas ni para jabón, según me enteré una vez. Aquí hay que tener presente que cuando jugaban y llovía se llenaban de barro y entonces costaba más de lavar y por entonces había que ir por agua a la foronguilla que distaba de casa más de un kilómetro. Recuerdo también que el primero que llegaba a casa por la llave muchas veces le ayudaba a inflar los balones, que por entonces era de correílla y algunos muy gastados que de tanto casi le salía un chichón por algún descosido de los tantos que tenían y había que llevarlos a cualquier zapatero para que los cosiera y después había que inflarlo y vuelto a coser su correílla, que por cierto todo aquello por entonces era muy complejo. También me he de acordar que los balones se engrasaban, así como las botas y la mejor manera de hacerlo para ello era batir un poco de aceite y si no, con el tocino añejo también valía. Y ya que hablamos de fútbol, también se engrasaban las botas de campo, las hachas y un montón de herramientas que se hacía servir por entonces para el trabajo del campo.
    Mi hermano por entonces que trabajaba en la fábrica de Gastalver, se cuidaba de pintar el campo pelota junto con el Rabani y algún otro, así como de llenar el depósito de agua para las duchas de los jugadores, poner las redes y después cuando se terminaba de jugar se quitaban. Por dicho motivo, mi hermano siempre estaba entre los jugadores, porque hay que tener presente que por los años 50 patrocinaba la fábrica al equipo y tal vez por ello mi hermano hacía aquello. El caso que a mí me conocían mucho por mi hermano Quijada como así le llamaban y por eso conocía yo también a todos los jugadores de entonces. Así que los nombres de Fernandito, el Pulgui, Rutina, la Rica, Miquelillo la Buhé, El Lolo, su hermano Vito, Faustino, el Sale, Palanquita, el Guini, Machito, su hermano mayor, Eladio, Moreno, Puchades, (que éste me parece que se ponía un pañuelo en la cabeza y el Pulgui, en el el bolsillo de detrás de las calzonas), Juanito Pepa y un montón más que tenían varios años menos que estos anteriores. Así que por este motivo me acuerdo de anécdotas como aquella de el Sale que se estaba entrenando con sus calzoncillos con la raja por delante y en ello que lo veo venir desde mi ventana por la linea, se ladea para centrar y en eso que se le sale la picha de los calzoncillos y ya nunca más se me ha borrado aquello porque siempre me rio cuando me acuerdo. Además siempre que veía al Sale por Hospitalet le comentaba aquello. Además a algún otro jugador de entonces, los he visto jugar con los calzoncillos con la raja por atrás, tal vez para que no ocurriera lo mismo. También he de decir que yo no he jugado en ninguna liguilla, pero sí que he jugado muchos partidos por ejemplo la calle Nueva con la calle y Plaza Santa Ana, que por cierto la Rica más de una vez nos ha arbitrado y hubo una vez que nos jugamos un duro y ganamos y con el duro nuestro más el ganado luego nos fuimos a beber vino y yo me puse un poco piripi y esa tarde noche en una caseta estaban bailando los dos juntos el Juanillo Tambora y el Mena y yo llegué y le junté las cabezas y el Mena me cogió por la pechera diciéndome Quijadita….. Mis compañeros de juegos por entonces o contrarios, eran el Juanma, el Piru, el Feliz, los hermanos tambora de la calle el Sol, Doraillo, Curro, Antoñito la Carnicera, Puerto, el Camello hoy le llaman Negri, el Vela, el Lobi, el Gordo Piña, El Salvador, hermano del Gato, el Kiski, Juan del diente, el botones, y no nombro más porque entonces no termino. Yo como jugador, iba muy mal de cabeza, de regate daba uno y no sabía dar otro, pero eso sí, tenía un potente chut que hasta los jugadores grandes del Puebla cuando se escapaba una pelota y la cogía yo en sus entrenamientos se extrañaban de lo fuerte que le daba. Hoy día aún mantengo esa potencia de chut como cosa rara de las raras.
    Siguiendo con las fotografías de arriba que los conozco a casi todos y al llamado Ruiz que está de paisano, de este señor me acuerdo de que era panadero y que se llegaba cada día a mi casa con su borriquilla muy bien enjaezada con los serones con el pan y trabajaba con Montero de la calle Molinos, que por cierto luego este señor quebró. Este Montero tenía me parece cuatro hijos, Manolo que se fue a Alemania, Joseíto que cada día iba a misa y vestía siempre de negro o azul marino, no recuerdo muy bien esto, luego venía una hermana y luego un varón que era de mi edad. Y este Ruiz marchó a Hospitalet y muchas veces lo he visto. Al Vito se vino también a Hospitalet, dos casa más abajo de la mía y ya hace varios años que se fue. Su hermano Lolo desde entonces no lo he vuelto a ver y me acuerdo también que tenía otro hermano llamado Nono que éste era más alto y más grueso que los otros dos. Los tres por entonces me parece que trabajaban en la comarcal con los camiones de cereales y se comentaba a veces que estos tios cogían un saco de 100 kilos con las manos y los echaban al principio del tractor o del camión y además caían a su justa medida. Así no es de extrañar que liego se bebían en la bodega de Gordillo un par de litros de vino como si tal cosa. ¿Qué tiempos!

  15. Juanel 26 May 2012 a las 12:07

    Leyendo este comentario de Pepe Luis, se me ha venido a la cabeza de sopetón, es de que quien lo ha escrito es el hijo de D.José Rodriguez, hermano de Rafael Rodriguez. que este Rafael escribió Querida Puebla y que me encantó leerlo no ya una sola vez, sino varias. Y se me ha venido porque lo he leído varias veces y está escrito según yo, ¡claro!, por una persona que está versada y acostumbrada a sacarle punta a los avatares de la vida, en este caso, al recuerdo de aquellos años. Pero al leer la palabra Jecilla, a mí me suena más bien Hecilla, (de heces), porque por allá iban muchísimas gentes a cagar (del latin cagare) en aquellos tiempos, pero ésa es tan sólo una opinión mía que no sé si es verdad. Yo vivía al lado del campo pelota y tengo muchísimos recuerdos de todos o, casi todos los jugadores de por entonces y por eso me puedo permitir decir que la fotografía donde están los jugadores con la camiseta parecida a la del Betis, Fernandito es el segundo jugador de la izquierda y no el primero como ahí dicen. Y en la fotografía de más abajo con las camisetas blancas o algo parecidas, en la fila de abajo hay 6 jugadores y ahí nombráis a siete. Sea como fuere esto me ha encantado y, como siempre, me ha hecho recordar aquellos años y desde luego me ha hecho pensar de cuando yo era un niño y eso es muy reconfortante para las personas que, como yo, ya somos de la tercera edad.

  16. pepeluisel 25 May 2012 a las 14:24

    Interesantísimo testimonio de cosas vividas. Viendo las caras podemos reconocer a las personas pero en la mayoría de los casos no recordamos sus nombres pues éramos niños, aunque hay una continuidad entre sus vidas y las nuestras. Y los espacios. Se puede ver más allá: las traseras del campo pelota y más lejos la alameda de Cobos y un vertedero que había en las inmediaciones próximo a la carretera ,y la Foronguilla; el paseo, lleno de charcos, con la casetilla del agua potable y el olor a rosas mojadas; el colegio y la plaza de Santa Ana, terriza con los chavales jugando al Ché y al Squiero; el mismo campo pelota rodeado de corrales, donde latía la vida de gente que aún recordamos; los verdes que había entre el pueblo y la Jecilla, donde a veces jugábamos…
    De nuevo quiero reiterar mi reconocimiento y apoyo a quien esto hace y recupera para nuestros recuerdos lo que no puede darnos el espacio-tiempo que es puro presente. Con esto se recuperan imágenes, olores, sensaciones que pensábamos olvidadas y que se hacen presentes en el misterioso tejido de nuestra memoria.

Escribe un comentario

Normas de uso:
1. Esta es la opinión de los internautas, no de el blogmorisco.es
2. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
3. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*