Dic 23 2011

LA NAVIDAD EN LA PUEBLA DE CAZALLA (III): LA HERMANDAD DE JESÚS PONE UN BELÉN

Publicado en ACTUALIDAD,CULTURA

Llega la navidad y tanto instituciones como particulares se aprestan a montar y en muchos casos exhibir sus belenes, nacimientos y misterios. Son espacios entrañables que nos han ido acompañando en nuestra vida, con especial significación en la niñez, por los elementos mágicos de que se acompañan: el nacimiento humilde de Dios, los entrañables y despistados magos de Oriente, espacios y escenas de la Biblia como el castillo de Herodes, la adoración, etc.
Los belenes nos sumergen en el mundo cálido de la familia y son como representación  un mundo circular, perfecto e ideal, donde están representados la Divinidad y el mundo terrenal con su propia geografía: el mundo natural con sus animales y sus plantas, un río que representa a la vida y un camino por donde discurre el trasiego de los Reyes y de los hombres; también, y más significativo aún, hay un espacio urbano, que es la escenificación de la vida de las personas, con mercados, templos, plazas, viviendas, en donde se despliegan las actividades que hacen  los mercaderes, el hortelano, el herrero, el carpintero…


Calle que conduce a la sinagoga

También los belenes nos devuelven, en el recuerdo, a una niñez de rigurosa escasez en que había momentos de candidez y alegría en las escuelas cuando los maestros reunían a los alumnos de varias clases para cantar villancicos apretujados en los pupitres leyendo de la pizarra; o cuando en la ceremonia de abrir la esperadísima caja de mantecados en la humilde casa, como si se tratara de un cofre mágico, aspirábamos los olores de la canela, el limón, el “ajolín” y la almendra.
La Hermandad de Jesús trae al mundo de la navidad morisca un nuevo belén, que aunque tiene escasos días de vida, no está exento de grandes esfuerzos, de materialización de ilusiones y desvelos de las personas que se han empeñado en llevar adelante esta empresa.


Puerta de la muralla que conduce a la ciudad

Son sus principales impulsores los hermanos Juan Antonio y José Jiménez Torres (hermanos “Guaíllo”), entusiastas  de los belenes desde la niñez, que ya en su casa de la plaza Nueva, con el barro -su padre es ladrillero- jugaban a ampliar y mejorar su nacimiento con rudimentarias construcciones. En colaboración con el resto de miembros del Grupo Joven de la Hermandad han hecho posible esta obra. Ellos ya preparaban figuras para el belén desde la pasada Navidad y, desde agosto, andaban enfrascados en la preparación de los edificios, que sólo representan una porción de lo que tienen proyectado.
La formación de estos jóvenes –sabíamos que uno es ingeniero agrícola y otro estudiante de medicina pero no que también fueran artistas aficionados- está lejos de la práctica de elaborar maquetas con esta minuciosidad. Han efectuado una interpretación del bélen, especialmente de la ciudad, en tres dimensiones de la cual lo que se ve esta navidad es una pequeña parte. Se han centrado especialmente en la recreación de espacios hebraicos escogidos de una representación de lo que sería la ciudad de Jerusalén.


Detalle de Rey Mago

En nuestra visita podemos observar una zona de campo y montaña, agreste y exuberante, con río bien conseguido; una zona de muralla, fuerte y sólida, con una puerta por donde se entra a la ciudad; y la ciudad propiamente dicha, en la que destaca, al fondo de una calle, la sinagoga, plena de detalles en los que fijarse, aunque está un poco alejada del espectador. Es interesante mirar por puertas y ventanas, pues dentro de sus edificios late la vida. El  belén es un mundo que se mueve y respira, al menos para la mirada infantil e inocente, que es con la que creemos que podemos gozar de estas cosas.
Aconsejamos visitarlo, pues este belén, que es una gran novedad ahora y se convertirá en una tradición más adelante, tiene el gran mérito de que todo ha sido elaborado por estos entregados jóvenes, tanto las figuras como los edificios y el resto de los objetos que en él se exhiben.
Felicitamos a toda la Hermandad y a su Junta de Gobierno por el acierto de ofrecer este belén,
una manifestación más de su fe cristiana, a La Puebla de Cazalla añadiendo un aliciente más a nuestra navidad y muy especialmente, cómo no, a las personas que con su tesón, trabajo y esfuerzo han empezado a materializar su proyecto. Puede visitarse en la casa de la Hermandad, en la plaza del Convento.


Camino a la ciudad

A continuación, os ofrecemos un álbum de fotografías para que podáis apreciar todos los bonitos detalles del nacimiento de nuestra Hermandad de Jesús. Y a los autores y a la propia Hermandad, en nombre de La Puebla de Cazalla, le expresamos el más caluroso agradecimiento por este entrañable detalle navideño que han tenido con todos los moriscos.


Y por último, para que podáis seguir disfrutando con la Puebla de Cazalla en estado puro, os ofrecemos un cante por campanilleros de quien sigue estando después de toda una vida, en el lugar de honor del escalafón flamenco, nuestro paisano Pepe Menese. La letra es de Francisco Moreno Galván. A la guitarra Enrique de Melchor.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.


2 comentarios

2 comentarios en “LA NAVIDAD EN LA PUEBLA DE CAZALLA (III): LA HERMANDAD DE JESÚS PONE UN BELÉN”

  1. demoriscoel 29 Dic 2011 a las 23:04

    mi mas sincera enhorabuena a sus creadores, como a la junta directiva de la hermandad por permitir realizar el proyecto, sin duda otro de sus muchos aciertos. gran ejemplo de que todos juntos podemos realizar grandes cosas. buen articulo.

  2. moriscoel 26 Dic 2011 a las 17:31

    Enhorabuena por el artículo.
    Certero y entrañable.

Escribe un comentario

Normas de uso:
1. Esta es la opinión de los internautas, no de el blogmorisco.es
2. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
3. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*